viernes, 27 de febrero de 2009

Las bases de una verdadera Comunidad


Con mi experiencia en Comunidad quisiera –por la Gracia de Dios- dar a conocer cuales son los componentes de una Comunidad verdadera. Estos componentes existen conciente o inconcientemente en la mayoría de las comunidades. A continuación voy a relacionarlos:

1. Principios

Solo podremos tener éxito a largo plazo como Comunidad y como personas si centramos nuestras vidas en torno a principios. Los principios son normas aceptadas de acción, conducta o comportamiento humano. Nos sirven de referencia para saber cuales son los requisitos y obligaciones de la conducta apropiada. Se basan en leyes naturales y están por encima de las tendencias culturales o religiosas. Son universales y han guiado la conducta moral durante siglos.

Instintivamente confiamos en personas cuyas vidas se basan en principios. Reconocemos como modelos a aquellos que se niegan a comprometer sus principios a cambio de ganancias personales o colectivas. En su presencia encontramos estabilidad y su claridad de visión nos da confianza.

De los muchos principios que existen, hemos elegido cuatro que consideramos que es vital que nuestra Comunidad encarne para mantenerla viva y eficiente a través de la eras. Después de cada principio hay unas sencillas afirmaciones de conducta que expresan cómo es una persona que ha interiorizado ese principio. Adoptamos estas afirmaciones como modelos de conducta que encarnamos para pertenecer a la Comunidad:

Respeto:
Trato a los demás como espero que se me trate: con respeto, amor y sinceridad. Cuando alguien está expresando sus debilidades, evito miradas, gestos o risas que puedan herir su susceptibilidad.
Honor:
Soy digno de confianza, honesto y honrado en todas mis relaciones y acciones. Honro a Dios en todo el mundo. Guardo para mí todo lo que escucho dentro de la Comunidad. Evito el chisme y los comentarios dañinos -dentro y fuera de la misma.
Amor y aceptación:
Independientemente de que pueda comprender o no, las actitudes y hechos que otro expone, le doy mi amor y mi aceptación incondicional. Evito juzgar, criticar o sermonear a mis hermanas o hermanos por los comportamientos que confiesan. Los felicito y les demuestro mi amor y aceptación por confiar en mí.
Honestidad:
Soy sincero y honesto exponiendo mi ego. No tengo miedo de desenmascarar mis debilidades públicamente ya que cada uno de los que me escuchan tiene algo de eso en su interior. Mis compañeros son personas maduras espiritualmente que solo me darán a cambio amor y aceptación.

2. Inclusión, compromiso y consenso

Inclusión
La Comunidad es incluyente, sus puertas permanecen abiertas para recibir a personas de cualquier religión, raza u ocupación.

Nadie debe ingresar bajo presión o por quedar bien con otra persona.

El único requisito para pertenecer es querer hacerlo y comprometerse a cumplir los Principios que rigen nuestra Comunidad. Para ingresar es necesario tomar los votos públicamente. Por ejemplo:

Yo…………………….. Deseo pertenecer a esta Comunidad para sanar y ser sanado por medio del amor. Humildemente y de corazón, me comprometo ante Dios y ante cada uno de ustedes a tomar los votos de Respeto, Honor, Amor y aceptación, y Honestidad. Declaro que he estudiado estos votos, soy conciente de lo que implican y los practicaré juiciosamente cada día.

Algo muy importante aquí es aclarar que ningún miembro –antes o después de haber tomado los votos- está obligado o puede ser presionado a expresar sus debilidades en público. Cada cual puede pertenecer y expresarse libremente cuando lo crea necesario y oportuno.

Compromiso
Es un deber de los miembros ayudar para el sostenimiento y la expansión de la Comunidad. Después de cada sesión se hace una recolecta para este fin. Ninguna persona puede considerarse miembro de la Comunidad sino está comprometido a ayudarla de alguna manera. Cada cual tiene sus dones particulares que le han sido dados por Dios, la Comunidad se nutre y crece por medio de ellos. Los dones de cada uno son la ofrenda que colocamos ante la Comunidad del Buda.

Consenso
Las decisiones de la Comunidad se toman por consenso. No somos amigos de las autocracias ni de las juntas directivas. En la Comunidad puede haber líderes que promuevan ideas y proyectos, pero estos no deben actuar sin haberlas compartido primero con los miembros.

3. Estructuración

Las Comunidades no son amigas de la estructuración total, no aceptamos camisas de fuerza que nos obliguen a actuar de una manera determinada. Sin embargo reconocemos que se necesita un orden mínimo para no caer en el caos.

No tenemos jerarquías, somos una comunidad horizontal que sostiene una relación vertical con Dios. Para evitar que las jerarquías se apoderen sutilmente de la Comunidad aceptamos tres figuras básicas:

El coordinador(a): Cada sesión de la Comunidad será coordinada por uno de sus miembros quien se encargará de acondicionar el sitio, servir alguna bebida (cuando fuere posible), y preparar una lectura que esté relacionada sobre el tema de Comunidad. La lectura no debería durar más de diez minutos, a partir de esta se inicia un conversatorio donde los miembros opinan y comparten sus puntos de vista y experiencias. Esto genera el ambiente apropiado para que las personas se expresen libremente. Los coordinadores se rotan cada semana.

El padrino o madrina: Cada miembro que pertenece a la Comunidad puede ser padrino o madrina de las personas nuevas que llegan. Su papel es el de orientar a los postulantes sobre los beneficios y los deberes que implica la Comunidad. Es conveniente que los padrinos o madrinas tengan una reunión privada con los postulantes antes de que estos participen de una sesión. Después de que el postulante entre a formar parte de la Comunidad, el padrino o la madrina seguirá acompañándolo para guiarlo y apoyarlo dentro de la misma.

El tesorero: Esta es la persona encargada de guardar los fondos que recauda la Comunidad. En cada sesión se recoge una ofrenda que será usada para el sostenimiento y expansión. El tesorero es escogido democráticamente y podrá ser removido cuando la Comunidad o él mismo lo estime conveniente. Es su deber publicar los ingresos y los gastos de la Comunidad en un lugar visible después de cada sesión.

3 comentarios:

Hugo dijo...

Yo creo que la razón por la cual muchas personas han llegado a estos grupos y se han ido es porque no ha habido un padrino o madrina, tal como plantea el escrito.

Recordemos que las personas nuevas necesitan sentirse aceptadas. Llegar a una comunidad de este tipo puede ser un reto al principio.

Por eso pido que todos no dejemos de descuidar esta parte.

Hugo.

Gabriel Antonio Quintero dijo...

Yo Gabriel Quintero deseo pertenecer a esta comunidad para sanar y ser sanado por medio del amor.Humildemente y de corazón me comprometo ante Dios y cada uno de ustedes a tomar los votos de respeto,honor ,amor aceptación y honestidad.Declaro que he estudiado estos votos ,soy consciente de lo que implican y los practicare juiciosamente cada día

Carlos J dijo...

Amados Hermanos,

En mi camino espiritual, Dios me los puso a ustedes en el sendero, los bendigo y quiero que sepan que a partir de hoy, desde la distancia (MEdellín) me uno a la comunidad del Amor, por eso estoy dispuesto a iniciar este proceso de los 12 pasos...

Los amo incondicionalmente