sábado, 21 de febrero de 2009

El Puercoespín, Una fabula sobre Comunidad


Durante la era glacial, muchos animales morían por causa del frío.

Los puercos espines, percibiendo esta situación, acordaron vivir en grupos, así se daban abrigo y se protegían mutuamente.

Pero las espinas de cada uno herían a los vecinos más próximos, justamente a aquellos que le brindaban calor. Y, por eso, se separaban unos de otros.

Nuevamente volvieron a sentir frío y tuvieron que tomar una decisión: ó desaparecían de la faz de la tierra ó aceptaban las espinas de sus vecinos. Con sabiduría, decidieron volver y vivir juntos.

Aprendieron así a vivir con la pequeñas heridas que una relación muy cercana les podía ocasionar, porque lo que realmente era importante era el calor del otro y …Sobrevivieron.

Reflexión: En una verdadera comunidad aprendemos a aceptar a los demás y convivir con sus espinas. Una falsa comunidad prefiere mantener una distancia con las espinas de los demás, aunque eso implique también, perder la oportunidad de sentir su calor.

2 comentarios:

JOSE ANTONIO dijo...

amado walter tu sabes lo que he tenido que tolerar,soportar u esas cosas, pero el AMOR sobrepasa toda barrera y hay ESTOY porque YO SOY

Anónimo dijo...

de que hablas imbecil???
te vas a suicidar???