viernes, 22 de mayo de 2009

Paso 7. Humildemente le pedimos a Dios que nos librase de nuestros defectos



Adaptado del texto original de Alcohólicos Anónimos


Como este paso se ocupa de la humildad específicamente, debemos detenernos aquí para considerar lo que es la humildad y lo que practicarla puede significar para nosotros.
El logro de un mayor grado de humildad es ciertamente la base fundamental de cada uno de los Doce Pasos de la Comunidad Amor (en adelante C.A.), porque sin cierto grado de humildad ningún miembro de C.A. podrá conservarse equilibrado. Casi todos los miembro de C.A. se han dado cuenta también de que a menos que desarrollen esta preciada cualidad más allá de lo que es indispensable para estar serenos, todavía no tendrán la oportunidad de llegar a ser verdaderamente felices. Sin ella su vida no tiene un fin útil o en la adversidad no podrán invocar la fe que es necesaria para afrontar ciertas emergencias.


La humildad como palabra y como ideal sufre muchos contratiempos en nuestro mundo. No solamente no se comprende la idea; la palabra misma no es del agrado de muchos. La mayoría de las gentes no tienen ni siquiera un conocimiento superficial de lo que la humildad significa en la manera de vivir. En muchas de las conversaciones que escuchamos a diario y en mucho de lo que leemos resalta el orgullo que siente el hombre por sus hazañas.


Con su gran inteligencia, los científicos le han estado arrancando sus secretos a la naturaleza. Los inmensos recursos que en la actualidad están siendo domados prometen tal cantidad de beneficios materiales, que muchos han llegado a creer que tenemos por delante un milenio forjado por el hombre. Desaparecerá la miseria y habrá tal abundancia que todos tendrán seguridad y todas las satisfacciones que ambicionen. La teoría parece basarse en que una vez satisfecho los instintos primitivos de todos los seres humanos, no habrá motivo para pelearse. El mundo será feliz entonces y libre para concentrarse en el engrandecimiento de la cultura y el cultivo de la personalidad. Los hombres habrán labrado su destino bastándose con su inteligencia y sus fuerzas.


Seguramente que ninguna persona, y menos aún uno que sea miembro de C.A., menosprecia los logros de orden material. No discutimos con muchos que todavía se aferran a la creencia de que la satisfacción de nuestros deseos naturales es el objetivo principal de la vida. Pero estamos seguros de que no hay en el mundo ninguna persona que haya tenido resultados tan desastrosos en la aplicación de esa fórmula como nosotros los egoicos. Durante muchos años hemos estado exigiendo más de lo que nos corresponde de seguridad, prestigio, y aventura. Cuando parecía que estábamos teniendo éxito soñábamos con grandezas. Cuando nos desengañábamos, aunque fuera parcialmente, buscábamos un escape para olvidar. ¡Nunca nos saciábamos!. Lo que malograba todos nuestros esfuerzos, aún los bien intencionados, era la falta de humildad. Nos había hecho falta la perspectiva necesaria para ver que la formación de la personalidad y los valores espirituales están en primer término y que las satisfacciones de orden material no son un objetivo primordial de la vida. Muy característicamente, nos habíamos desviado completamente al confundir los medios con los fines. En vez de considerar la satisfacción de nuestros deseos materiales como medios para existir y funcionar como seres humanos, habíamos considerado estas satisfacciones como un objetivo final en la vida.


Ciertamente, muchos pensábamos que cierta forma de conducta era obviamente necesaria para conseguir la satisfacción de nuestros deseos. Con un despliegue adecuado de honradez y moralidad, nos sería fácil conseguir lo que deseábamos en realidad. Pero cuando teníamos que escoger entre nuestro carácter y nuestra comodidad, hacíamos a un lado lo concerniente al desarrollo de nuestro carácter y nos embarcábamos en la búsqueda de lo que creímos era la felicidad. Pocas veces le dimos importancia al hecho en sí, de mejorar nuestro carácter sin importarnos que nuestras necesidades instintivas fueran satisfechas o no. Nunca procuramos que la base de nuestras vidas cotidianas fueran la honradez, la tolerancia, y el amor genuino a nuestros semejantes y a Dios.


Esta falta de arraigo a cualquiera de los valores permanentes, esta ceguera que nos impedía ver la verdadera finalidad de nuestras vidas, producían otro mal resultado. Porque mientras estuviéramos convencidos de que podíamos vivir exclusivamente a base de nuestra inteligencia y de nuestras fuerzas individuales, sería imposible tener una fe operante en un Poder Superior. Esto era cierto hasta cuando creímos en la existencia de Dios. En realidad podíamos tener creencias religiosas fervorosas, pero resultaban estériles porque todavía la estábamos haciendo de Dios. Mientras poníamos en primer lugar la confianza en nosotros mismos como seres separados, no era posible tener confianza genuina en un Poder Superior. Faltaba uno de los ingredientes básicos de la humildad: el deseo de hacer la Voluntad de Dios dentro de nosotros.


Para nosotros fue increíblemente doloroso el proceso de ganar una perspectiva nueva. Solamente a costa de repetidas humillaciones, nos vimos forzados a aprender algo acerca de la humildad. No fue sino hasta el final de un sendero largo, lleno de derrotas y humillaciones, y después del aniquilamiento de nuestra autosuficiencia cuando empezamos a sentir la humildad como realmente es y no como un estado de humillación servil. A cada miembro de C.A., se le dice, y pronto se da cuenta por sí mismo, que ésta admisión humilde de impotencia ante nuestras emociones es el primer paso hacia la liberación de ese yugo paralizador.


Así por necesidad es como nos enfrentamos a la humildad por primera vez. Pero esto es apenas el principio. Para alejarnos por completo de nuestra aversión a la idea de ser humildes, para poder considerar a la humildad como algo deseable en sí, la mayoría de nosotros necesitará mucho tiempo. No puede cambiarse de repente el rumbo de toda una vida que ha girado siempre alrededor de uno mismo. Al principio la rebeldía obstaculiza todos nuestros pasos. Cuando al fin hemos admitido sin reservas nuestra impotencia frente a nuestras emociones, tal vez suspiremos con alivio y exclamemos “Gracias a Dios que ya pasó todo, ya no tendré que volver a pasar por lo mismo”. Entonces nos enteramos, a veces con cierta alarma, de que esto es solamente el principio del camino que estamos corriendo.


Todavía espoleados por la necesidad abordamos renuentemente aquellos defectos graves de carácter que nos convirtieron en “personas problema”, los que habrá que atacar para evitar regresar a la situación anterior. Queremos librarnos de algunos de estos defectos, pero en algunos casos parecerá una tarea insuperable ante la que retrocedemos. Nos aferramos con una insistencia apasionada a otros defectos que perturban nuestro equilibrio porque todavía gozamos con ellos. ¿Cómo podremos hacer acopio de la resolución necesaria para librarnos de esos deseos y compulsiones tan abrumadoras?


Otra vez somos impulsados por la conclusión ineludible, a la que hemos llegado por la experiencia de C.A.., de que tenemos que esforzarnos con buena voluntad o caeremos en el camino por donde vamos. En esta etapa de nuestro progreso estamos fuertemente presionados y restringidos en nuestros esfuerzos para obrar como es debido. Estamos obligados a escoger entre el dolor que produce tratar de hacerlo y el castigo que resulta si no lo hacemos. Estos pasos iniciales los damos a regañadientes, pero los damos. Tal vez todavía no tengamos una opinión halagadora de lo que la humildad significa como una virtud personal deseable, pero reconocemos que es una ayuda necesaria para nuestra supervivencia.


Cuando hemos mirado de frente algunos de nuestros defectos y los hemos discutido con otra persona y cuando hemos estado dispuestos a que nos librasen de ellos, nuestra manera de pensar sobre la humildad empieza a tener un significado más amplio. Lo más probable es que para entonces ya hayamos logrado librarnos en cierto grado de los más devastadores de nuestros obstáculos. Ya gozamos de momentos en los que hay algo que se parece a la tranquilidad del espíritu. Esta recién descubierta tranquilidad es un regalo inapreciable para nosotros que hasta entonces solamente habíamos sabido de agitación, depresión y ansiedad. Se ha ganado algo más. En tanto que antes se había menospreciado la humildad, ahora se le empieza a considerar como un ingrediente muy importante para poder disfrutar de la serenidad.


Esta percepción más desarrollada de la humildad pone en marcha otro cambio revolucionario de nuestro punto de vista. Empezamos a abrir los ojos a los valores inmensos que ahora podemos percibir porque el ego se ha desinflado. Hasta ahora, nuestras vidas estaban dedicadas en gran parte a huir del dolor y de los problemas. Huimos de ellos como de la peste. Nunca quisimos tener nada que ver con el sufrimiento. La fuga, por cualquier conducto, era nuestra solución. El desarrollo del carácter a través del sufrimiento podría estar bien para los santos, pero a nosotros no nos atraía la idea.


Entonces en C.A.., miramos a nuestro alrededor y escuchamos. Por todas partes vimos fracasos y desgracias transformadas por la humildad en bienes inestimables. Escuchamos narraciones de cómo la humildad había sacado fuerzas de la debilidad. En cada caso el comienzo de una vida nueva había sido pagado con dolor. Pero a cambio de ese pago se había recibido más de lo que se esperaba. Adquirimos una dosis de humildad y pronto descubrimos que además curaba el dolor. Empezamos a temerle menos al dolor y a desear tener humildad más que nunca.


Durante el proceso de aprender más acerca de la humildad, el resultado más significativo que obtuvimos fue el cambio de nuestra actitud hacia Dios. Y esto fue así para los creyentes y para los que no lo eran. Empezamos a superar la idea que teníamos de que el Poder Superior era algo remoto a lo que solamente se acude en casos de emergencia. Se empezó a desvanecer la idea de que podíamos seguir viviendo “nuestras propias vidas” ayudados por Dios de vez en cuando. Muchos de nosotros que habíamos creído que éramos devotos, despertamos a la realidad de nuestra situación limitada en ese sentido. Nos habíamos privado de la ayuda de Dios al negarnos a ponerlo en primer lugar. Entonces, las palabras “Yo solo, no soy nada, el Padre dispone” empezaron a tener significado y hacernos entrever promesas brillantes.


Nos dimos cuenta de que no era necesario estar siempre apaleados y abatidos por la humildad. Podríamos alcanzarla tanto con nuestra buena voluntad de seguirla, como con el sufrimiento que no espera recompensa. Fue un momento decisivo en nuestras vidas aquel en que empezamos a procurar humildad, no como algo que teníamos que tener, sino como algo que realmente deseábamos tener. En ese momento empezamos a darnos cuenta de todo lo que el Séptimo Paso encierra: “humildemente le pedimos a Dios que nos librase de nuestros defectos”.


Al acercarnos a lo que en realidad es dar el Séptimo Paso, estaría bien que, los que somos miembros de C.A. averiguáramos cuáles son exactamente nuestros objetivos más hondos. Cada uno de nosotros quisiera vivir en paz consigo mismo y con los demás. Quisiéramos estar seguros de que la Gracia de Dios puede hacer con nosotros lo que no podemos hacer solos. Hemos visto que los defectos basados en deseos indignos o miopes son los obstáculos que estorban nuestro camino a esos objetivos. Ahora vemos claramente que hemos tenido exigencias irrazonables para con nosotros, para los demás y para Dios.


El principal causante de los defectos ha sido ese miedo que está en nosotros - miedo principalmente de perder algo que ya teníamos o de no obtener algo que exigíamos-. Viviendo con base en exigencias no satisfechas, estábamos en un continuo estado de perturbación y frustración. Por consiguiente era indispensable, si queríamos disfrutar algún grado de tranquilidad, reducir nuestras exigencias. Cualquiera sabe la diferencia que hay entre una exigencia y una petición. Es el Séptimo Paso donde al cambiar nuestra actitud podemos, con la humildad como guía, salir de nosotros para ir a los demás y a Dios.


A través de todo el Séptimo Paso se hace hincapié en la humildad. En realidad se nos dice que debemos estar dispuestos a tratar de librarnos de nuestros defectos a través de la humildad, en la misma forma en que admitimos que éramos impotentes con las emociones y que llegamos al convencimiento de que sólo un Poder Superior podría devolvernos el buen juicio. Si ese grado de humildad nos ha podido ayudar a encontrar la gracia por la que haya sido posible desterrar las emociones negativas, entonces debe haber esperanzas de obtener el mismo resultado en lo que respecta a cualquier otro problema que pudiéramos tener.

25 comentarios:

Reyna García dijo...

AMADO DIOS-PADRE-MADRE.
Me he puesto en tus manos, me he dejado guiar sintiendome muy amada,
he transitado los oscuros pasillos del ego, y ahora todo mi ser comienza a caminar como Siendo
YO SOY y ahora puedo sentir los intensos rayos de sol-luz en mi cabeza.
Me inclino reverente y humildemente ante ti y te solicito amorosamente que me enseñes a interiorisar esta palabra para que la humildad sea una constante en mi vida diaria.
GRACIAS AMADO DIOS-PADRE-MADRE
GRACIAS AMADO BUDA.
GRACIAS A TODA LA HUESTE DE MAESTROS-AS ASCENDIDOS-AS.
CON AMOR. REYNA

Hugo dijo...

Amado Espiritú Infinito, Amado Padre-Madre Dios,

Hoy reconozco que estoy cansado de seguir a mi ego, y reconozco que a través de sus decisiones equivocadas he creado imperfección en mi mundo y en las vidas de los demás.

Hoy me inclino ante ti, desprovisto de todo orgullo, y de toda creencia de que sé mejor que tú lo que es bueno para mí. En este estado de humildad, reconozco que tú eres la luz inefable que me guía en cada momento y en cada hora.

Pongo ante ti mis defectos y debilidades, sabiendo que a través de mi contacto contigo renaceré a la plenitud de mi Ser Real.

Gracias amado YO SOY.

Gracias Jerarquía de Luz.

Hugo.

Walter dijo...

El orgullo es el peor enemigo del sendero espiritual. El orgullo me ataca a veces y me dice: "Tu eres un Mensajero de los Maestros, no deberias exponer tus defectos en público porque la gente te va a perder el respeto".

Pues bien, yo no necesito seguir jugando los juegos del ego porque sé que aqui hay solo personas maduras que hemos aprendido a amarnos por lo que somos.

POr lo tanto: Humildemente le pido a Dios que me libre de mis defectos. Dios me conoce con mis defectos y Él me ama por lo que soy. Pero eso no es suficiente para mi, quiero que ustedes -mis hermanas y hermanos- tambien me conoscan con mis defectos.

El fin de esto es sentir que estoy siendo integro, que estoy siendo honesto. No me gustan las personas deshonestas, aquellas que llevan una doble faz. Y como no quiero parecerme a ellas, entonces me muestro como soy.

Mi Presencia YO SOY -mi verdera identidad- es perfecta, pero como un Ser que está buscando tener un sentido de identidad basado en lo que realmente YO SOY, todavia tengo temores, rabias, frustaciones, deseos lujuriosos, etc.

Reconozco que he mejorado muchísimo en comparacion con lo que era hace un año, pero todavia me falta. Y aqui estoy, buscando en la C.A. un apoyo para seguir adelante.

Un abrazo a todos, porque los amom incondicionalmente.

Walter dijo...

El orgullo es el peor enemigo del sendero espiritual. El orgullo me ataca a veces y me dice: "Tu eres un Mensajero de los Maestros, no deberias exponer tus defectos en público porque la gente te va a perder el respeto".

Pues bien, yo no necesito seguir jugando los juegos del ego porque sé que aqui hay solo personas maduras que hemos aprendido a amarnos por lo que somos.

POr lo tanto: Humildemente le pido a Dios que me libre de mis defectos. Dios me conoce con mis defectos y Él me ama por lo que soy. Pero eso no es suficiente para mi, quiero que ustedes -mis hermanas y hermanos- tambien me conoscan con mis defectos.

El fin de esto es sentir que estoy siendo integro, que estoy siendo honesto. No me gustan las personas deshonestas, aquellas que llevan una doble faz. Y como no quiero parecerme a ellas, entonces me muestro como soy.

Mi Presencia YO SOY -mi verdera identidad- es perfecta, pero como un Ser que está buscando tener un sentido de identidad basado en lo que realmente YO SOY, todavia tengo temores, rabias, frustaciones, deseos lujuriosos, etc.

Reconozco que he mejorado muchísimo en comparacion con lo que era hace un año, pero todavia me falta. Y aqui estoy, buscando en la C.A. un apoyo para seguir adelante.

Un abrazo a todos, porque los amom incondicionalmente.

LUZ MARINA dijo...

Amada poderosa presencia humildemente me entrego a ti y te entrego toda este peso que llevo conmigo, libérame de cargar con todas estas imperfecciones hazme mansa, hazme tolerante, envíame tu luz que todo ilumina, dame todo el amor que sea necesario para poder entender a mi hija para poder llevar una mejor relación con ella, ayuda a encontrar la causa por la cual ambas respondemos con ira a ciertas situaciones, tu que sabes como me siento en estos momentos, sabes que me siento caer en la lona, levántame, esta siempre a mi lado.
Estoy dispuesta y necesito enormemente que la voluntad de DIOS sea siempre en mi vida, Acepto humilde y amorosamente tu voluntad te pido Sanes mi alma.

Los amo de manera incondicional

José Luis dijo...

Amada Poderosa Presencia de Dios Yo Soy, humildemente me inclino ante Tí y te pido que elimines de mí todo deseo de sentirme superior a los demás, ya que a veces a entrado en mí ese aspecto del ego que es el orgullo espiritual que es uno de los mayores defectos en el sendero espiritual. Te pido hazme humilde, hazme humilde, hazme humilde; ya que sé que todos en el Universo somos Uno y que nadie es más que nadie.
También te pido humildemente Amado Dios Padre-Madre que elimines en mí toda lujuria, toda impaciencia e intolerancia hacia los demás. Te doy gracias Dios Padre-Madre, gracias Maestros Ascendidos.
Les amo a todos de manera incondicional. José Luis

mauricio dijo...

En el nombre del DIOS viviente, quiero entregar el juego del ego que me lleva a sentir emociones negativas como lo es el orgullo, que a su ves me estubo diciendo durante 2 meses que no debia participar en los comentarios de los 12 pasos, calificando y comparando a C.A. como una comidad cerrada a dicernir cualquier planteamiento externo, como he calificado otras religiones.
pues es el ego, el orgullo espiritual, quien quiere optener reconocimiento.
pido al Poder Superior me libere de estos defectos a traves de la humildad

Ema dijo...

Amado Dios Eterno, Amada presencia de Dios YO SOY en mi.
Te entrego todas mis debilidades y defectos y pido que me enseñes a adquirir la Humildad y la Mansedumbre de los Maestros Ascendidos. No permitas que el gusanillo del orgullo espiritual me atrape.
Te entrego todas mis dudas, la falta de confianza en mi, y el terror de ser merecedora de más luz. Te entrego también mis temores y la falta de decisión.
Gracias mi Amada Presencia YO SOY.

Los Amo.

Ema dijo...

Hola Mauricio,
Siempre me pregunte si estabas ahí. Nos daremos cuenta si esta comunidad se cierra, si esto sucede no podremos entrar, pues, no tendremos el suficiente espacio, pero si sigue creciendo es porque C.A. Esta abierta. Estamos aquí para quitarnos las mascaras del ego, y por lo tanto tendremos muchos sacudones, si sacudimos debemos estar dispuestos a ser sacudidos.
Un abrazo.

hernando suarez dijo...

En el nombre de mi poderosa presencia de DIOS en mi yal poder superior, para que yo pueda trasender los defectos de caracdter em mi hogar, el resentimiento, la ira la imconprension, me lleban a buscar desahogo en el alcohol y el cigarrillo,veo como estaoportunidad de desenmascarar esta adicion en la C.A me ba ayudar porque la humildad de dios nos ba a ayudar los recuerdo a todos.

Francisco Javier dijo...

Humildemente le pido a Dios que me libere de mis defectos especialmente del orgullo en todas sus formas, que aun se manifiesta en formas reconocibles pero diferentes. Debo reconocer que he mejorado, que mi actitud ha cambiado, que mi forma de actuar se ha alineado con la voluntad de Dios, pero aun son agobiantes todos esos defectos que suelen aparecer de un momento a otro. Deseo continuar en el camino de alcanzar la perfección, reconozco que son cargas que no me dejan avanzar, humildemente lo reconozco, se que Dios me ama por lo que soy, con un amor incondicional que todo lo abarca y por eso le pido que me ayude con su luz,para transformarla en la humildad que me liberará de esos defectos, de acuerdo con la voluntad de Dios, voluntad que siempre es buena.

Carlos A dijo...

Amada Presencia Yo Soy, amados hermanos,

Entrego humildemente mi vida al Amor incondicional de Dios Padre, nuevamente caí y esto me tiene abatido...pero esta vez...creo que por encima de esto está Dios, recibiendome en sus brazos....me siento sucio e indigno...quizá sea el ego...yo me lo busqué...no hay más responsables sino yo...he de confesar que han sido dos noches tremendas, aunque el dia anterior a esta entrada, luché al máximo por no caer, pero hoy cedí...me siento como un rompecabezas al cual le falta una pieza...y sin embargo no se vé la figura que de debe completar....los amo, les pido muchas oraciones, por mi y a mi Poderosa Presencia Yo Soy que perdone mi debilidad, mi falta de voluntad...quiero hacer todo, he venido meditando juicioso...pero veo que todavía me falta mucho autocontrol...como limpiar mi mente de la pornografía...cuando no hace falta ver a una escena explicita...por que a falta de la imagen...mi mente las crea...trato de suprimirlas a tiempo, pero a veces es incontrolable...amados hermanos si alguien me puede ayudar, se los agradecería infinitamente.....Los amo.

Francisco Javier dijo...

Carlos, hay batallas que cada uno debe librar, de esa forma la victoria tambien es más apreciada por cada uno. entre todos los hermanos de la comunidad te apoyamos, te enviamos amor, amor incondicional que en la medida en que lo dejes entrar tal y como es te fortalecera, y ayudara a sostener el concepto inmaculado de ti mismo por tí. Por el momento obliga a tu mente a centrarse en tu presencia Yo Soy que está en tu corazón, especialmente en esos momentos en los que arrecia la conciencia de indignidad que nos hace cometer los errores que hemos decidido erradicar. Recuerda las palabras del amado More en otra ocasión "no puedo evitar que un pájaro se pose sobre mi cabeza, pero si puedo evitar que haga un nido en ella".
con mucho amor
Francisco Javier

Anónimo dijo...

YO SOY ESE YO SOY SIENDO LA PRESENCIA DEL ARCANGEL MIGUEL EN ESTE MUNDO. HERMANOS VEO COMO BAMOS DECIDIDAMENTE DESENMASCARANDO LO QUE TRATA DE DAÑAR NUESTRA RELACION CON DIOS .SIENTO AUN COMO ME DICE EL EGO QUE LA EMBARRE, EL RESENTIMIENTO NO DEJA EXPRESARME Y SEGUIR DESENMASCARANDOME YO MISMO SE QUE LO ARE HUMILDEMENTE TRATODE NO PERDER LA COMUNICACION DE DIOS QUE PARA TODOS NOS BRINDA. GRASIAS AL PADRE MADRE POR ESTA OPORTUNIDAD DE PODERNOS EXPRESAR. CHAO.

Yahs dijo...

Amado Dios y hermanods de la comunidad

Entrego humildemente a Dios aquello que dejo que me impida seguir adelante: La dilación y la sensación de comodidad que literalmente ha llegado a paralizarme después de haber logrado tanto progreso, incluso llegando a creer que "ya la había librado", recientemente empezé otra espiral descendente pero esta vez detecté un sentido de indeferencia por parte mía, creo que estoy cerca a descubrir el por qué de este asunto y le pido a Dios en mí que me muestre el origen de esto ,por mas "feo" que pueda llegar a ser, realmente este es mi principal obstáculo ya que los demás sólo son resutldados del mismo (masturbación, pornografía)

En el nombre del Yo Soy, pido a Dios que me muestre la causa y la manera de las dudas que estado teniendo recientemente acerca del camino.

Que así sea y Dios los bendiga

Yahshuah Uribe Velázquez

Walter dijo...

Amados Carlos y Yahs,conosco en carne propia las tentaciones del sexo, lo unico que les digo es que no cedan ante la condenación del ego que una de las más grandes trampas de Sanatas. La condenacion no viene de Dios, viene del ego humano para que nos hundamos cada día mas.
Reciban el Amore incondicional de Dios, un fuerte abrazo hermanos,

Ana Jara dijo...

ccccc

LUZ MARINA dijo...

Amados carlos y yahs sostengo el concepto inmaculado para los seres puros que en realidad son, y los animo a seguir adelante no importa si en el camino ha piedras y caidas todo esto en el proceso es necesario...lo mas importante en pararnos con humildad y aprender la leccion con mucho amor.
Los amo de manera incodicional

Anónimo dijo...

EN EL NOMBRE DE MI PODEROSA PRESENCIA DE DIOS YO SOY EN MI . ENTREGO A MI PODER SUPERIOR LA SITUACION QUE ATRAVIESO EN MI HOGAR , `POR CUALQUIER SITUACION DISCUTIMOS CON MI ESPOSA LLEGANDO ALA SITUACION DE NO QUERER ENFRENTAR LA REALIDAD POR LA QUE PASAMOS,LEO EN EL SEPTIMO PASO . EL DOLOR QUE PRODUCE NO ENFRENTAR, Y EL CASTIGO QUE RESULTA SI NO LO HACEMOS. RUEGO AL PODER SUPERIOR ME DE EL VALOR DE ENFRENTAR ESTE MOMENTO DE CRISIS CON MI PAREJA. DIOS VENDIGA ESTE MEDIO POR EL CUAL LOGRO EXPRESAR LO QUE VIVO Y SEGUIRE VIVIENDO. QUE LA SUERTE NOS ACOMPAÑE A TODOS CHAO.

Carlos A dijo...

amados hermanos,

Debo reconocer nuevamente mi falta de fuerza a la hora de afrontar la tentación. Ayúdenme a entender mi situación por favor...esta mañana medité, estuve bien durante todo el día, he practicadolos ejercicios que nos enseñaron en el blog del sendero interno, y debo admitir que me permitieron estar sobrio, hasta hoy, cuando en un momento empecé a ver pornográfia...sentia como si dos partes peliaran dentro de mi...una parte diciendome no lo hagas y la otra diciendome ...hazlo...siento que su apoyo ha sido muy importante...vivo en Medellín y por lo que me han dicho anteriormente acá no hay una comunidad, lo único que vi hace meses ha sido la Summitligth y megustaria en esos momentos en los que estoy propenso a caer a hablar con alguien d ela comunidad...pues veo que es muy importante el acompañamiento... no sé si esta sea apropiada...me gustaría que me den su punto de vista...quiero dejarlo...pero llega un momento cualquiera y termino cayendo nuevamente...el miercoles tengo cita con mi sicologo...pero quiero llegar al fondo de mi asunto
no sé qué más hacer?...

Los amo incondicionalmente y les agradezco todo el amor que me dan.

Hugo dijo...

Carlos,

Tal como lo hemos visto, en estos procesos las luchas y las caídas son normales y naturales. No tienes que sentirte tan mal con eso. En mi caso he luchado por años a fin de espiritualizar mi sexualidad y solo ahora siento que realmente estoy superando el enfoque humano.

A veces siento que he logrado maestría, y sabes qué me pasa? resulta que vivo o experimento alguna situación que me muestra que no la he superado y que debo seguirla trabajando.

Por eso, en estos temas es importante la paciencia y la determinación. Lo importante es dar un paso cada día. Y si retrocedemos o nos caemos, tenemos que sacudirnos y volvernos a levantar. Y cuando nos levantamos, tenemos que reflexionar en la razón que nos hizo caer.

No te sientas agobiado. Sabe que estás dando los pasos en el camino correcto y poco a poco se ira transformando esta situación. No te olvides de llevar a cabo estas técnicas espirituales y de trabajar el programa de las 24 horas.

Pide además que la victoria divina se manifieste en ti. Al menos yo pediré en mis llamados que dicha victoria se haga una realidad en tu vida.

Animo, paz y que Dios te bendiga.

Hugo.

Christian dijo...

Amados hermanos, dicen que jugar con la confianza de otra persona es lo más grave que podemos hacer. Lamentablemente yo hice eso.

Resulta que este año en el colegio no he obtenido muy buenas calificaciones. Entonces a mi madre solo le he mostrado las pocas buenas calificaciones que he obtenido. Por lo cual ella pensaba que me estaba llendo muy bien.

Pero lo que pasó es que ella se enteró de mis otras calificaciones y se dió cuenta que no me estaba llendo tan bien como ella pensaba. Por lo que quedó muy dolida, pero no por el hecho de que no me halla ido bien, sino que por el hecho de que traicioné su confianza. Ella está muy sentida conmigo, dice que si le mentí en esto quizás en cuantas otras cosas le halla mentido también y que no sabe cuanto tiempo tarde en volver a confiar en mí.

Yo me siento muy mal, ella ha sufrido mucho y la han engañado muchas veces(en especial mi padre).

La verdad es que me siento como un monstruo que es capaz de engañar a su propia madre. Yo ya no quiero esto en mi vida y decido entregarlo a Dios. Pero siento que no es suficiente con entregarle este defecto a Dios. Ya que el dolor de mi madre seguirá presente.

Por favor amados hermanos, si hay algo que me puedan aconsejar sobre que hacer en esta situación se los agradeceria mucho.

Los amo y bendigo.

Ema dijo...

Amado Carlos,
Es importante pedir ayuda espiritual a los Maestros, nosotros solos no tenemos las fuerzas suficientes para liberarnos de nuestras adicciones, hay fuerzas oscuras que no vemos pero que están allí para ponernos toda su presión encima y obligarnos a calificar mal la energía. El llamado que nos dio Walter de Astrea y del Arcángel Miguel son muy prácticos y poderosos, a veces no tenemos todo el tiempo que quisiéramos para nuestras oraciones, es bueno entonces tener algunos llamados a mano como los que nos dieron los Maestros.
No te identifiques con el ego, sino mas bien identifícate con la conciencia que observa (que es tu SER Verdadero) sin juzgar ni condenar, no te identifiques con tus pensamientos y emociones eso no eres tu, como nos lo enseña E.Tolle, Tu SER es Puro y perfecto sin manchas, cuando nos condenamos estamos condenando a Dios en nosotros.
Me inclino ante la luz que hay en ti.

Ema dijo...

Hola Christian,
No te sientas culpa por la situación, no puedes cargar con el dolor de tu madre, no puedes hacerte cargo de los errores de tu padre, no asumas esa carga. A mi una vez me paso algo igual con mi hija, me había engañado que ya había pasado de año cuando todavía le faltaba aprobar una materia para eso, claro que me molesto el engaño, pero después me convencieron que de otra manera me habría puesto insoportable ja ja Seguramente tenían razón.
Un abrazo

María dijo...

Hola

Entrego a mi Presencia Yo soy y a la llama violeta mis defectos y hoy concretamente, me he visto reflejada en el paso 6, que habla de aferrarse a un error como el enfado con alguién, para criticarle y sentirse uno superior y justificado en su enfado, y me he visto haciendo esto, creo que en este proceso de vernos, el ego hace todas las tretas posibles para hacernos caer, pero si le vamos viendo ya es un avance.

Por si les sirve, recuerden que los pensamientos, emociones y acciones son como imanes y tienen su propia fuerza, lo que se ha venido pensando mucho tiempo tiene tendencia a generar su propio circulo de repetición para hacernos caer, por eso no es tan fácil romper con un defecto de golpe, pues tiene inercia por la fuerza que le dimos, pero paso a paso al no darle fuego, se ira debilitando y yo lo he visto conmigo. En realidad son hábitos, e igual que se generan negativos se pueden generar otros.

También he vivido que encontrar su causa y sanar la herida es lo más efectivo.

Un abrazo hermanos, les amo.

María Jesús